Noticia

Punto G masculino… ¿Mito o realidad?

Foto: pxhere.com

Foto: pxhere.com

Hola, soy Carolina González, Médica General y Sexóloga Educadora y Sexóloga Clínica. Creadora y autora del blog Sentido Sexual, donde encontrarás artículos, información y videos sobre diferentes temas en sexualidad. También encontrarás más información sobre quién soy, te invito a que te des una pasadita y lo conozcas www.sentidosexual.com.

En esta oportunidad te voy a hablar y a compartir sobre el Punto G de los hombres… ¿Quieres saber de qué se trata?…

Te estarás preguntando ¿los hombres tienen Punto G? La respuesta es SÍ, sin embargo, es más conocido con el nombre de Punto P, debido a que realmente estamos hablando de la próstata. Aquí te contaré donde se encuentra, cómo estimularla y algunos tips para que tengas más herramientas y opciones placenteras para seguirle poniendo a nuestras vidas Sentido Sexual.

Punto G masculino… ¿Mito o realidad? - Imagen 1

Foto: pxhere.com

La próstata, es una glándula del tamaño de una nuez, la cual hace parte de los Órganos Sexuales masculinos y se encarga de producir una gran parte del líquido seminal. Éste líquido es “lechoso” y su principal función es la nutrición de los espermatozoides y protegerlos de las secreciones ácidas de la vagina, ya que de lo contrario estos se afectarían y morirían.

¿DÓNDE SE ENCUENTRA EL PUNTO P?

La próstata, se encuentra debajo de la vejiga y rodea una parte de la uretra (por donde sale la orina), queda encima de la pared anterior del recto (la que da hacia el abdomen), aproximadamente a unos 5 cm del ano. Es importante resaltar que ésta tiene un gran número de terminaciones nerviosas, por lo cual es una zona sensible y por esto su estimulación en algunos hombres llega a ser muy placentera.

FORMAS DE ESTIMULAR LA PRÓSTATA

Existen dos formas para la estimulación del Punto P: La directa y la indirecta. Ambas pueden estimularse a solas o en pareja, lo cual agregará elementos y prácticas nuevas a tu vida sexual.

1. Estimulación Directa: Se hace introduciendo un dedo por el ano con la yema (el lado de la huella digital) mirando hacia el abdomen y más o menos a 5 cm de éste, sentirás un “bulto” o protuberancia, el cual sobresale y se diferencia del resto de la mucosa. Una vez la localices empiézala a masajear, ya sea en círculos o como diciéndole a alguien con el dedo “ven aquí”. Esta estimulación también se puede hacer mediante la penetración y/o el uso de juguetes sexuales. Ésta es la mejor forma y la más recomendada para encontrar y estimular el Punto P.

Punto G masculino… ¿Mito o realidad? - Imagen 2

2. Estimulación Indirecta: Si por alguna razón no quieres, no te sientes bien y/o no te gusta la estimulación directa de la próstata, pero quieres experimentar las sensaciones placenteras al estimularla o explorar un estímulo diferente, hacerlo de forma indirecta puede ser una muy buena opción. Ésta se realiza haciendo un masaje con moderada presión en la zona del periné, el cual es un pliegue de piel que se encuentra entre el escroto (donde están los testículos) y el ano. Esta estimulación también logra incrementar en alguna medida las sensaciones y por ende el placer sexual.

TABÚ DE LA ESTIMULACIÓN ANAL

No es un secreto que muchas personas, principalmente hombres heterosexuales, evitan la estimulación anal, debido a que piensan que, si esto les gusta y les da placer, entonces “son gays u homosexuales”, esto es totalmente falso debido a que los gustos y las prácticas sexuales nada tienen que ver con la orientación sexual o preferencia genérica. Tanto hombres heterosexuales, homosexuales o bisexuales con o sin pareja, practican y disfrutan de la estimulación anal, la cual es simplemente una forma más de vivir la sexualidad y de brindar y recibir placer.

Si no lo has intentado y te lo quieres permitir, ¡¡¡adelante!!!, sé que experimentaras sensaciones muy placenteras. Si por el contrario no quieres, no te llama la atención o no te sientes bien, no hay problema, es tu sexualidad y tú tienes el derecho de elegir que hacer y que no y justo de eso se trata. Recuerda que cualquier práctica sexual que incluya a otra persona como por ejemplo a tu pareja, debe ser consensuada, es decir contar con el consentimiento del otro y con el tuyo.

Punto G masculino… ¿Mito o realidad? - Imagen 3

Foto: Foto: pxhere.com

RECOMENDACIONES:

Cuando hagas o te hagan estimulación directa o anal de la próstata, ten en cuenta lo siguiente:

• Es recomendable en la medida de lo posible, usar lubricante preferiblemente a base de silicona, pero también puedes usar a base de agua.

• En las primeras veces, te recomiendo estar acostado boca arriba y preferiblemente con las piernas flexionadas, esto facilitará la estimulación.

• Recuerda lavarte bien las manos antes y después de realizar una estimulación anal, es importante tener las uñas cortas. También, puedes usar una especie de condón para los dedos que se llaman dedales y son de látex o sino los tienes puedes usar un condón.

• Antes de introducir el dedo en el ano, es muy importante que estimules el esfínter anal con el fin de relajarlo y que se dilate un poco y después de esto sí puedes introducir el dedo, algún objeto o realizar penetración.

Punto G masculino… ¿Mito o realidad? - Imagen 4

• En caso de usar juguetes sexuales, es recomendable que estos al final (la parte que queda por fuera en el ano) tengan tope, el cual evita que el juguete se introduzca en el recto y suceda un accidente que no queremos.

• Cuando se realiza estimulación en pareja, es fundamental que ambos tengan una buena comunicación al respecto y sepan qué le gusta o no al otro y hasta qué punto pueden llegar.

Nuestro recorrido por el Punto P, por ahora llegó a su final. Ya cuentas con algunas herramientas e información importante que te servirán por si te quieres aventurar a la estimulación anal del Punto P o por si ya lo has hecho puedes perfeccionar tu técnica.

Dra. Carolina González J.

Punto G masculino… ¿Mito o realidad? - Imagen 5