Noticia

No soy controlador, pero me gusta que se haga lo que yo digo

Foto: panajiotis/pixabay.com

Foto: panajiotis/pixabay.com

¿Qué pasa con la escucha y la negociación? ¡Cuidado Con la intransigencia emocional!

Qué importante es en la vida afectiva, tanto a nivel personal como en la vida de pareja, tener muy claro el significado de los conceptos desde los cuales construimos el amor. Este amigo me escribe contándome que su novia lo terminó, pero está convencido de que ella está equivocada, porque su forma de amar es intensa; para él esto está bien. Veamos la historia:

Estuve en un noviazgo de tres años. Mi novia tenía 24 y yo 32, siempre he sido una persona a la que le gusta estar presente en la vida de su pareja. Desde que empezamos el noviazgo yo fui de los que la iba a dejar al trabajo, en la tarde la recogía, la llevaba a la universidad, me esperaba casi todos los días y la llevaba a la casa; si ella quería salir con los amigos yo la acompañaba. He sido un hombre de planes y propuestas, entonces, los fines de semana siempre le tenía algo preparado, pero me encontré con que ella empezó a decirme que le diera espacio, que la hacía sentirse incómoda, que ya nunca podía estar sola, esto me dolía muchísimo, porque yo era muy comprometido con ella, los sábados y los domingos llegaba desde temprano a la casa de ella, pasábamos juntos todo el fin de semana, o me la traía para mi casa para que compartiera con mi familia. Tuvimos muchas discusiones, porque yo creo que ella es de las mujeres que le dan más pelota a los amigos que a la pareja o a la familia. Ella nunca entendió que lo que estaba tratando de hacer era que se diera cuenta de que ahora estaba en una relación, y que lo importante éramos nosotros, ella siempre quería hacer cosas sola, yo desde que estaba con ella decidí darle toda mi atención, pero ella no lo valoró y me terminó de una forma radical. Ya me cansé de buscarla. Claro, yo sé que anda con los amigos para arriba y para abajo.

Esta historia me hace pensar en que su planteamiento suena muy razonable, es decir, usted quiso estar en una relación, darle a su pareja todo, pero darle todo no implica absorber, anular y controlar todos los espacios de una relación.

En la vida de una pareja tiene que haber un excelente balance en los tiempos con la familia, el de pareja, el personal, el tiempo social juntos y el espacio personal. Esto implica hacer un muy buen balance, usted no puede pretender estar 24/7, porque aunque suena lindo y se ve como un acto de amor, esto podría ser un patrón absorbente y asfixiante.

Me llama mucho la atención que usted diga que ella no entendió, que no cedió y no quiso replantear las cosas, pero es que esa suposición se ve exactamente igual, me parece que usted partió de que lo que usted decía y proponía era la norma única desde la cual ella tenía que moverse.

  • ¿No le parece que usted también actuó con un poco de intransigencia?
  • ¿Que le falto un poquito de flexibilidad?
  • ¿Que de lo que usted se queja de ella, es exactamente lo mismo que usted hizo?
  • ¿No se le ocurrió pensar que su propuesta crea un desequilibrio en la relación?
  • Pareciera que lo que usted decía era lo correcto, y lo que ella proponía simplemente usted no lo tomaba en consideración.

Comprendo y valido que su intención haya sido muy buena, pero me parece que tiene que revisar su concepto de amor, porque si usted se concentra únicamente en creer que la otra persona fue la que no estuvo bien, que su relación simplemente colapsó porque ella no cedió, está olvidando un elemento fundamental: las relaciones son de dos. ¿Usted la escuchó?, ¿dónde quedó la comprensión?, ¿cuál es su concepto de negociación?

El control y la anulación pueden ser muy sutiles, se pueden expresar de forma muy bonita en una relación, pero si usted no analiza que tal vez excedió el nivel de aprehensión y de invasión del espacio social de su pareja, es posible que siga repitiendo el mismo patrón y quizá experimente conflictivas similares en sus siguientes relaciones.

Analice esto, se lo digo con un profundo respeto. Creo que su concepto de amor necesita ser revisado, porque el amor absorbente termina cansando y frustrando.

Dr. Rafael Ramos.