Noticia

Sexo, cosa de dos

La vida sexual de una pareja, es un tema de dos,

Foto: stokpic/Pixabay.com

La vida sexual de una pareja, es un tema de dos, hay parejas que se quejan del distanciamiento sexual, el afectivo, como si el distanciamiento fuera un ente que tiene el poder de llegar y colarse entre la pareja, tomar el control del tiempo, las palabras, la agenda y jugarle una mala pasada a la relación.

El distanciamiento sexual se debe a muchas cosas, a las que les tenemos que prestar muchísima atención:

  1. La calidad de la relación, el tipo de relación, determinan en mucho la funcionalidad sexual.
  2. Cuando tenemos un vínculo cargado de complicaciones, pleitos, faltas de atención, difícilmente la vida sexual va a funcionar, porque la frecuencia emocional negativa, ofensiva, puede afectar la base de la relación.
  3. La ausencia de detalles, envía un mensaje constante, que hace referencia a no te veo, no me importa, no te cuido, de esta forma ¿cómo va funcionar la vida sexual?
  4. La frialdad constante, la falta de interés y la poca disposición a tener espacios que rompan la monotonía provoca pereza, apatía e indisposición que nutre el distanciamiento sexual.
  5. Le indiferencia hacia las propuestas de tu pareja, cuando la comunicación es clara y se busca proponer, pero la otra persona no escucha, y no se dispone a corresponder a las peticiones afectivas y sexuales de la pareja, esto provoca que el distanciamiento se consolide.

Cuando hay insatisfacción sexual, el diálogo no está presente, y no podemos hablar de nuestras expectativas, deseos, ilusiones y a la vez de lo que queremos mejorar, difícilmente se va a fortalecer nuestra vida sexual.

El distanciamiento sexual es el resultado de una mala comunicación, del descuido, la falta de atención, la indiferencia, la ausencia de detalles, que provocan desilusión, desencanto y pereza.

Si vos notás un distanciamiento sexual en tu relación, no te preocupés por el sexo, preocupáte por lo que lo está provocándolo, frente a esto hay que hablar, escuchar, comprender, negociar, proponer, abrir la mente, para que las cosas puedan funcionar.

Dr. Rafael Ramos A.