Noticia

¿Cómo teñir el pelo en casa para que quede como de peluquería?

como-tenir-el-pelo-en-casa-y-quede-como-de-peluqueria

CC artusfoto - Pixabay

  1. Escoger el tipo de tinte

Si lo que quieres es probar nuevos colores y tendencias, los tintes semipermanentes y enjuagues son tus aliados. Te servirán para cambiar el color de tu pelo durante solo unas semanas y se irán desvaneciendo con los lavados. “Si hay que realizar un cambio o arreglo de color es más fácil de eliminar o corregir para el profesional”.

Mira también: Conoce aquí 3 sencillas mascarillas con yogur y verte radiante

  1. Elegir el tono adecuado

Lo primero que debes tener en cuenta, si te llaman la atención los colores llamativos como rosas o violetas debes saber que estos solo funcionarán sobre cabellos rubios o previamente decolorados. Si este no es tu caso, lo mejor es que visites a un profesional antes de arriesgarte a estropear tu cabello.

Si tan solo quieres potenciar tu color, variar ligeramente tu tonalidad o crear unas mechas o un balayage, deberás elegir un color que sea como máximo, dos tonos más claro u oscuro que el actual.

  1. Antes de teñir, tener en cuenta:

– Si lo que quieres es un cambio radical y vas a combinar el cambio de color con un buen corte, es mejor que lo hagas antes: ahorrarás en tinte y podrás crear el efecto deseado sobre el pelo definitivo.

– Sería  ideal no haberte lavado el pelo en los dos días previos a la tinturación del cabello así el tinte se fijará mejor e irritará menos tu cuero cabelludo.

– Cuando el cabello está maltratado, absorbe más y mejor el color: por eso siempre tus puntas tendrán un tono más fuerte y resistente, ya que son la parte del cabello que más se daña.

  1. Los objetos necesarios

– Ten a la mano unas toallas, ya que en medio del proceso necesitaras tomar diferentes objetos y no querrás estropearlo todo y podrás limpiarte en ellas.

– Una camiseta que pueda estropearse: lo normal es que caigan restos de tinte sobre tus hombros… además, después tendrás que lavarte la cabeza y sacar la camiseta por el pelo recién tintado.

Vaselina,para cubrir todo el contorno de tu cabello (también las orejas) y evitar que se coloreen.

– Guantes, mejor si son de cocina en lugar de los de plástico que vienen en las cajas de los tintes.

  1. Al teñir, comprobar:

– Tener a la mano las instrucciones del tinte que hayas comprado. Síguelas sin pasarte ni una recomendación  porque son fiables e indican tanto las precauciones que debes tomar como los tiempos necesarios para tu cabello o la forma de aplicar el tinte.

– Si es el tono que buscas: elige un mechón de la parte inferior de tu cabello y aplica el tinte antes que en el resto. Sal a ver si te gusta el efecto bajo la luz natural antes de continuar.

–  Masajear bien para que no aparezcan diferentes tonalidades ni zonas sin teñir y pueda quedar el cabello con “parches”.

  1. Lavar con agua fría

Al terminar, intenta en la medida de lo posible, lavarte el cabello con agua tibia o fría. Su efecto sellará la cutícula y hará que el color se asiente y dure más.

  1. Cuidar el pelo teñido

A partir de ahora, tu cabello exigirá un poco más de atención y cuidados. Utiliza shampoo y acondicionadores específicos para que el color no cambie y aplica mascarilla una vez a la semana para hidratar. ¡Repite el proceso cuando el color haya desaparecido o lo consideres necesario si el cambio te ha convencido!