Noticia

Como tratar los celos y la desconfianza en la pareja

como-tratar-los-celos-y-la-desconfianza-en-la-pareja

CC rickey - Pixabay

Los celos es uno de los problemas más dañinos que se pueda experimentar en una relación de pareja, aunque en mayor o menor medida muchas personas pueden llegar a sentir celos, existe una diferencia entre lo que se considera permitido o normal y lo que se considera enfermizo. Las relaciones de pareja en ocasiones pueden ser complejas, pero los celos y la desconfianza contribuyen en gran medida a que estas se deterioren o marchiten.

  1. Reconoce que te comportas de forma celosa

¿Cómo dejar de ser celosa o celoso? De nada van a servir los consejos que se muestran a continuación si no reconoces que tu comportamiento está siendo exagerado y es poco saludable para tu relación.

  1. Ten voluntad para cambiar

Si ya has reconocido que estás siendo celoso, el siguiente paso es hacer algo para transformar tu forma de comportarte. Cambiar no es nada fácil, especialmente cuando te sientes inseguro. Si eres consciente de que eres una celosa o celoso, vas a tener que transformar tu manera de pensar para no perder a esa persona que tanto quieres.

  1. Detecta los celos

Si ya has reconocido que tienes un problema y estás dispuesto a cambiar, es necesario que detectes cuándo te estás comportando de manera celosa. Y es que los celos se pueden manifestar en muchos momentos. Por ejemplo, cuando el miedo a que te sean infiel te invade al saber que tu pareja se va de cena de empresa.

  1. Piensa de manera realista

Una vez hayas detectado que estás comportándote de forma demasiado exagerada, es el momento de hacer un esfuerzo por cambiar, de lo contrario, los celos te invadirán. Si en tu mente aparece el pensamiento de que “tu pareja está con alguien”, piensa en las veces que te ha demostrado su amor y en las nulas pruebas que tienes para acusarle.

  1. Trabaja en ti

Los celos son muchas veces consecuencia de una baja autoestima y de la inseguridad. Las personas celosas, además, sufren una gran dependencia emocional, pues sienten una gran preocupación a ser abandonadas.