Noticia

Mitos y realidades de viajar en tour por Europa

mitos-y-realidades-de-viajar-en-tour-por-europa

@derwiki / Instagram

Antes de entrar en polémica, pongamos el tema en perspectiva. Si se trata de un segundo o tercer viaje a Europa, es posible que el vacacionista, en efecto, necesite de un poco más de espíritu mochilero en esa próxima travesía. Si esa persona va por cuarto ocasión y es un consumado visitante de la Torre Eiffel, la Basílica de la Sagrada Familia y de la Puerta de Brandeburgo, no hay necesidad de decir que, en realidad, podría ser el guía de turistas de sus amigos para conocer otras maravillas europeas, como las Dolomitas en Italia o Killarney en Irlanda. Pero si es la primera vez que se visita Europa, todo cambia.

La principal ventaja de viajar en tour es, queda claro, la tranquilidad, todo un tesoro para los primerizos en tierras europeas. “Al viajar de este modo, te despreocupas de todo porque se incluye hospedaje, transporte, actividades y alimentos, todo perfectamente encapsulado y preparado”, comentan desde la agencia de viajes Mundo Joven.

Mira también: Sexóloga explica qué tan perjudicial puede ser dejar de tener sexo

 

Ahora viene la pregunta crucial: ¿esa tranquilidad vale tanto como para compartir el viaje con desconocidos que tienen las mismas altas expectativas que tú? Porque, hay que aceptarlo, todo suena de maravilla hasta que te informan que partirás en grupo con 10 personas más. Ahí es cuando comienzan surgir las dudas y los prejuicios.

Los expertos de Mundo Joven nos presentan los tres tipos de frases que más han escuchado, durante sus 22 años de experiencia en el diseño de viajes a Europa, a quienes desconfían de los paseos en tour:

“Sólo te llevan a los sitios famosos y no queda tempo para nada más”

Es cierto, los tours tienen un itinerario planeado para que los paseantes puedan ver todo lo necesario en el menor tiempo posible; sin embargo, siempre debe brindarse la opción de conocer lo que se desee, sin ataduras. “Las actividades que se incluyen son una combinación entre las más icónicas y las más únicas, pero siempre se deja tiempo libre por la tarde para que cada quien haga el recorrido que más le interese”, comentan los asesores de Mundo Joven, quienes también aconsejan: “Toma en cuenta las recomendaciones del tour líder, el representante de la agencia de viajes y tu mejor amigo en Europa, quien te asesorará sobre qué lugares son seguros para explorar y cuáles no”. La libertad para aventurarse siempre existe pero si decirles no hacerlo, no importa, aprovecha tu tipo de viaje: visitar los sitios más populares es precisamente una de las grandes ventajas de los tours, pues las entradas a algunas de estas atracciones, por su fama, pueden ser difíciles de conseguir cuando se viaja en solitario.

“Te traerán corriendo para que todos alcancen el próximo vuelo”

Al contrario, viajar con tickets terrestres y aéreos asegurados y con horarios claramente establecidos evita la penosa necesidad de buscar a última hora paradas y pasajes de autobús, o de tener que resolver cualquier otro inconveniente relacionado con tu traslado entre países.

“Comen en lugares comerciales, ¡como en cualquier cadena de comida!”

La mayoría de las opciones de tours por Europa incluyen el desayuno (que suele ser el tradicional buffet), así que la verdadera oportunidad de deleitarse con comida típica del país que se visita es durante la comida. Si tu paquete ya la incluye, pregunta desde mucho antes qué tipo de alimentos te ofrecerán. En este aspecto, también debes tener la oportunidad de explorar y experimentar nuevos sabores; el tour líder será tu mejor guía para ello.

Una pizca de lo que nosotros hacemos: los llevamos a un picnic en los Campos Elíseos con comida francesa, algo que nadie más tiene. Es decir, un tour debe darle mucho peso a este punto y esmerarse en mostrar a los visitantes la auténtica gastronomía propia de cada lugar. Ya sea que se viaje a Italia, Alemania u Holanda, nos encargamos de que siempre coman deliciosa comida local”.

Otras de las ventajas de viajar en tour es que contarás con un guía que hable tu idioma (un profesional que solucionará los imprevistos con eficiencia), podrás reservar hoteles y aviones a más bajo costo pues las agencias de viajes consiguen mejores precios en paquete y podrás hacer compras con asesoría de quien sabe dónde encontrar la mejor calidad al mejor precio. Todo listo para tu próximo viaje a Europa. Sólo recuerda que la niñera se queda en casa.

En: ElPaís.com