Noticia

Tomar el sol a través de una ventana ayuda a canalizar la Vitamina D

tomar-el-sol-traves-de-una-ventana-ayuda-canalizar-la-vitamina-d

CC nastya_gepp - Pixabay

Cuando pasamos un rato sentados al lado de una ventana por la que entran los rayos del sol podemos sentir cómo calientan e iluminan el lugar en el que estamos.

Te puede interesar: Mujer intenta imitar ’50 Sombras de Gray’ y casi termina asfixiada

Incluso pueden llegar a quemarnos la piel, como si estuviéramos al aire libre, explica Cristina Eguren, dermatóloga de la Clínica Eguren e integrante de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV):

“Los rayos ultravioleta A (UVA) son capaces de penetrar a través del cristal. Por eso nos quemamos”. Pero ¿esta luz también es suficiente para sintetizar la vitamina D que necesita el cuerpo para absorber el calcio que ayuda a proteger los huesos?

La respuesta es no. La radiación que ayuda a este proceso, la ultravioleta B (UVB), no traspasa el cristal. “Al no hacerlo, el cuerpo no sintetiza esta vitamina”, indica Eguren.

Lo más efectivo es recibir la radiación solar al aire libre, pero sin excedernos: “Bastan 20 minutos diarios de exposición en mangas de camisa y pantalón corto para tener unos niveles correctos”, aclara la dermatóloga. Y añade: “El resto de radiación que acumulemos irá dañando las células cutáneas y aumentando el riesgo de un futuro cáncer de piel”.

Y no olvidemos el protector solar, que no hay que aplicarlo media hora antes de la exposición puesto que este empieza a actuar desde el mismo momento en el que lo aplicamos.