Player Bésame
Colombia, 1 de agosto de 2014

Lo que no nos dio la naturaleza, ya lo podemos tener

BESAME | Mayo 21 de 2010
Vote:
Promedio:
1 votos

Verse bien es sentirse bien... y saber uno que otro truco. Si bien es cierto la belleza pura es la que está más cercana de la naturalidad, no es pecado darle una ayudita de vez en cuando para atenuar algunas imperfecciones o resaltar nuestros atributos.

La tecnología, la medicina y las cirugías son artillería pesada que algunas utilizan para dar batalla a sus inconformidades, sin embargo hay armas más sutiles y menos evidentes que también ayudan a verse y sentirse mejor y que pueden convertirse en sus mejores aliadas.

Los postizos en general llevan años en el mercado, pero las innovaciones de estos productos los han hecho más populares en el mercado femenino que parece atreverse más a probar cosas nuevas, aunque siempre lo hagan detrás del armario.

Y es que la vanidad, además del cuido excesivo por la apariencia y la necesidad de mostrar la mejor cara ante el mundo, tiene también su lado de misterio, pues los trucos que se requieren para alcanzar la belleza son cada vez más ingeniosos y no sólo mejoran el aspecto físico y emocional de la mujer que logra sentirse más atractiva y segura, sino que los mejores postizos engañan de manera más efectiva al ojo de cualquiera.

De los pies a la cabeza
Los postizos de uñas son los que más se han popularizado por su variedad, economía y acceso, aunque no son los que reinan en el consumo.

Las primeras uñas esculpidas fueron realizadas en los años setenta con polímero dental, de Estados Unidos se expandieron al mundo. Con la popularización llegaron nuevas tecnologías y estos polímeros fueron sustituidos por resinas acrílicas y preparados de gel.

Hasta hace algunos años China era quien dominaba en el mercado de producción y Asia en general el del consumo, pero por la poca calidad del material y falta de técnicas, Estados Unidos y México se están adueñando de ambos terrenos.

“Hace más de diez años entraron al mercado nacional, pero hasta ahora las mujeres ven realmente que pueda tener un efecto en la imagen que proyectan”, cuenta Valeria Vásquez, estilista profesional. “Ahora con la mejoría y variedad de las uñas postizas el cuidado de las manos y pies proyecta además de buena higiene, que la mujer se preocupa por verse bien en conjunto, las manos y su estética también hablan”, dice.

Las manos y pies son también una carta de presentación, se puede saber si es una persona pulcra, coqueta, sofisticada o muy sencilla; indican cómo se cuida y cuánto invierte en su belleza.

De igual manera, las extensiones de cabello son más comunes de lo que muchos creen. Viajaron desde Londres de los años setenta y varían desde estilos urbanos radicales a sencillas y naturales extensiones como réplica de su cabello que gracias a las técnicas para fijarlas como gel, tejidos o las más recomendadas peinetas.

Ahora si de postizos se trata, las pestañas también tienen su lugar, ahora con la innovación de extensiones en las mismas utilizadas sobre todo como armas de seducción para atrapar con una mirada exótica.

“No es sólo el hecho de utilizar un postizo para hacer ver más grande o denotar las manos, los ojos o el cabello, es también asunto de saberlos utilizar y lucir, cada uno tiene su propósito y si se utilizan y cuidan de la manera correcta el efecto puede ser el que uno quiera”, asegura Vásquez con más de diez años de experiencia y propietaria del Centro de Belleza Valeria. “Un postizo es tan natural como uno lo desee y lo cuide. Ahora sentirse bien es también verse bien”, agrega.

Nuestros secretos
Los postizos más ocultos, pero definitivamente los que tienen un creciente consumo en los últimos años, están en la ropa interior. El brassier tiene un elemento ahora casi inseparable, la esponja e incluso el relleno de gel, que se ha convertido también en un aliado de belleza para la mujer.

Beyoncé o Jennifer López también usan pantis postizos, Salma Hayek y Kim Kardashian optan por las fajas moldeadoras. Ellas son sólo algunas de las mujeres “perfectas” que esconden sus armas de seducción.

“Existía una tradición de colores y forros, pero desde que apareció la copa preformada estilizada en un brassier y de una década para acá el push-up, han venido a acaparar el consumo y la atención del público”, explica Wanda Castillo, gerente propietaria de la tienda de lencería D’Fashion.

Y es que un buen juego de ropa vuelve locos tanto a ellas como a ellos, pues las mujeres logran resaltar sus atributos y los hombres tienen otra perspectiva de la figura femenina. Un busto resaltado y unas nalgas respingadas. Sí, los postizos están adelante y en la cola.

“Lo más novedoso y hasta ahora osado para este mercado son los pantis con aumento, un calzón que trae almohadillas que además de agregar volumen a las pompas, las estilizan y levantan”, dice Castillo, “las hay en variedad de colores y al igual que el brassier en todas las tallas”.

Según Wanda, quien lleva años en el mercado de lencería, el uso de postizos pasó de ser una tendencia para las tallas pequeñas que son las que en teoría necesitarían de un poco de ayuda, a las tallas grandes como copas D o tallas L en pantis, y que en ambos casos el postizo tiene su propio efecto. Para las que desean darle más volumen y resaltar sus dotes naturales y para las que quieran ajustar, levantar y dar forma a sus atributos. Un postizo ideal es el que logra verse natural.

“Estos nuevos accesorios parten de la necesidad de sentirse bien y verse como uno quiera”, comenta Wanda, “es tener la posibilidad de resaltar la belleza o ayudarle a la naturaleza, el punto es aprovechar estas armas y adaptarlas a las necesidades. El efecto simplemente es fantástico”.

Buscar temas relacionados
Compartir

Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Bésame.
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Aviso Legal Poliíticas Privacidad
© Caracol S.A. Calle 67 No. 7-37 Bogotá (1) 3487600. Caracol es una empresa de Unión Radio Miembros de::Miembro iab Colombia Miembro de Asomedios