no-funciona-pero-sigo-ahi

¿No funciona, pero sigo ahí?

cespinosa

Una de las consultas más frecuentes que he recibido viene de personas que tienen claro de que su relación no funciona, por múltiples razones, pero siguen ahí, bajo un esquema de expectativas e ilusiones que les hace soñar, pensar y creer que de un momento a otro, un día todo se va resolver.

La situación es dolorosa, compleja y frustrante, el error está en que se hace un análisis algo así: qué le pasa al otro, qué siente el otro, por qué actúa de esa manera, por qué no me quiere tanto como yo, por qué no da lo mismo, por qué es indiferente.

Éste tipo de preguntas, simplemente crea una parálisis emocional, porque el error está en que estamos esperando entender al otro o que tome decisiones, para luego definir qué hacemos nosotros con nuestro estilo de vida.

El tema eres tu, la insatisfacción que crea ilusiones ante la frustración, es caer en negación, la ilusión que se nutre del pasado o en los buenos momentos, ante la realidad presente, que es dolorosa, no tiene sentido alguno.

Si eres de las personas que se paraliza, esperando entender al otro u otra para luego tomar decisiones y decidir qué hacer con tu vida, te pone de frente a una realidad, el problema lo tienes tu, que has perdido el foco, por qué sujetar nuestra vida y nuestras acciones a comprender los caprichos o frustraciones emocionales de otro ser humano, que no sabe qué quiere, esto siempre va a dar malos resultados, si tu amas esperando que el otro u otra sea lo que no es, tienes que buscar ayuda pronto.

Dr. Rafael Ramos