el-papa-francisco-viaja-rumbo-panama-para-la-jornada-mundial-de-la-juventud

El papa Francisco viaja rumbo a Panamá para la Jornada Mundial de la Juventud

cespinosa

El papa Francisco permanecerá hasta el domingo 27 de enero en Panamá, visitará un centro de detención juvenil donde oficiará una misa y programó un encuentro con enfermos de sida en un centro de asistencia. Se estipula que siete presidentes llegarán al país a acompañarlo.

Ciudad de Panamá. El papa Francisco partió de Roma este miércoles rumbo a Panamá, donde lo esperan unos 200.000 jóvenes católicos de 155 países para una nueva edición de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que se celebra en un contexto de migración de masas en varios países latinoamericanos.

Lea también: El conmovedor #10yearschallengue de una sobreviviente al cáncer

Para el papa Francisco de 82 años y primer papa latinoamericano de la historia, este encuentro con la juventud es un respiro en medio del torrente de escándalos de abusos sexuales que sacuden la Iglesia.

Francisco debe llegar al aeropuerto internacional de Tocumen el miércoles a las 16:30 locales (21:30 GMT) tras haber sobrevolado diez países y recorrido 9.500 km en 13 horas de vuelo.

Miles de fieles cubiertos de banderas, invadieron Ciudad de Panamá y esperan la llegada del Papa cantando y haciéndose “selfis” a orillas del Océano Pacífico.

El viaje del papa Francisco viaje coincide con la mayor ola migratoria jamás registrada en Latinoamérica: hondureños, salvadoreños y venezolanos traspasan fronteras a diario en busca de oportunidades para huir de gobiernos o de la violencia de pandillas.

“Los lanzan a cifrar sus esperanzas en otros países, exponiéndoles al narcotráfico, la trata humana, la delincuencia y tantos otros males”, dijo el martes el arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa, en una misa previa a la llegada del papa.

Por eso, “anhelamos” que esta visita “sea un bálsamo para la difícil situación con la que conviven” muchos jóvenes, expresó Ulloa ante la multitud en el Campo Santa María la Antigua del paseo marítimo de Ciudad de Panamá.

Reuters

El Papa hablará temas de la región como la pobreza, la corrupción y la emigración. El miércoles, antes de emprender rumbo a Panamá, el Papa se reunió con ocho jóvenes refugiados, indicó el Vaticano en un comunicado.

El mensaje de alivio no será exclusivamente para los jóvenes, sino también para la propia Iglesia.

Francisco regresa a Latino américa un año después de su visita a Chile, ensombrecida por protestas y escándalos de abusos sexuales de curas a menores y su encubrimiento por la cúpula eclesiástica.

El tema “genera mucha atención en la Iglesia”, recalcó el director de prensa del Vaticano, Alessandro Gisotti, aunque aseguró que el papa “no tiene programado un encuentro con víctimas” de abusos en el istmo.

El Pontífice es esperado por unos 200.000 jóvenes de unos 150 países, en el llamado ‘Woodstock‘ de los católicos.