Lactancia materna

Todo lo que debe saber sobre la lactancia materna

cespinosa

La Organización Mundial de la Salud, define la lactancia materna (lactancia natural) como la mejor forma de proporcionar el alimento ideal para el crecimiento y el desarrollo sano de los lactantes; también es parte integrante del proceso reproductivo, con repercusiones importantes en la salud de las madres.

El alto contenido nutriccional y la contribución emocional son algunos de los principales beneficios, dado que establece un vínculo entre la madre y su bebé. 

Los primeros meses de vida los lactantes deben ser alimentados exclusivamente con leche materna para lograr un crecimiento, desarrollo y salud óptima. 

Vea también: ¿Ahora los padres también podrán amamantar un bebé?

De cada 100 niños que nacen en Colombia, tan solo 56 inician la lactancia materna en la primera hora de nacidos, práctica que puede ser mejorada si se tiene en cuenta que el parto institucional es de 95%: MinSalud.

Ventajas de la lactancia materna, según el Ministerio de Salud de Colombia

• La leche materna tiene una disponibilidad permanente, entre más se amamanta, más suficiencia y estabilidad hay en su suministro. En términos de acceso, no exige ningún gasto a la familia, su consumo es el deseable, es oportuno, y sin duda alguna se encuentra en las mejores condiciones de calidad e inocuidad posibles. 

• Su contenido nutricional e inmunológico está demostrado científicamente y corresponde exactamente a las necesidades de los seres humanos. Ninguna leche industrial infantil puede compararse a la leche materna en el cumplimiento y garantía de seguridad alimentaria y nutricional en los niños y niñas menores de seis meses y en el primer año de edad, además del vínculo emocional que genera entre la madre y el niño.

• Contar con una alimentación adecuada, influye positivamente en el desarrollo inmunológico de los niños y niñas, en su capacidad de respuesta a las enfermedades, en la frecuencia y gravedad de las mismas. 

• La leche materna, además, beneficia a la madre desde el momento del parto, porque ayuda a la expulsión de la placenta, reduce el riesgo de hemorragias posparto, evita la mastitis y disminuye el riesgo de cáncer de mama y de ovario. 

• Incluso trae beneficios económicos y ambientales, por ser un alimento natural que no necesita ser comprado, que no produce residuos tóxicos ni sólidos y no tiene efectos sobre el medio ambiente, como la deforestación. 

• No sólo es importante que el bebé sea amamantado desde la primera hora de nacido, hasta los seis meses de manera exclusiva y hasta los dos años y más, de manera complementaria, sino que se le debe poner en contacto físico con la madre, el padre y el grupo familiar, pues así se fortalecen las relaciones intrafamiliares, los vínculos afectivos y se reducen los riesgos de sufrir violencia intrafamiliar.