Noticia

Ha llegado el momento de poner a tu perro a dieta

cespinosa
04/03/2019, a las 10:38
ha-llegado-el-momento-de-poner-tu-perro-dieta

Cada vez son más las personas de todas las edades que padecen obesidad, un problema que se considera una epidemia mundial y a la cabeza se encuentra Estados Unidos: cuatro de cada 10 adultos son obesos, según los últimos datos ofrecidos por el Centro de las Enfermedades de Estados Unidos (CDC), el asunto parece trascender la especie humana.

Los animales domésticos en este país también están muy por encima del peso que deberían. Lo dice la última investigación de la Asociación para la Prevención de la Obesidad en las Mascotas, que apunta a que más de la mitad de los gatos y perros tienen sobrepeso u obesidad (un 60% y un 56% respectivamente).

Son muchos los factores que provocan este aumento de peso: “Ofrecerles demasiadas raciones de alimento al día o darles de las múltiples opciones de golosinas comerciales” son, según Julie A. Churchill, veterinaria especializada en nutrición por la Universidad de Minnesota, ejemplo de ello.

De hecho, es fácil percibir el problema con un simple paseo por una tienda para mascotas: cupcakes, “dogures” (yogures para perros), helados, pasteles de cumpleaños, y así un largo etcétera de chucherías para las mascotas.

La culpa es nuestra: les estamos cebando

Esta veterinaria también menciona el hecho de “darles comida humana”. Quién haya tenido un mejor amigo peludo conoce perfectamente esos ojitos de aparente pena que saben poner mientras salivan cuando te preparas un bocadillo de jamón.

Mira también: Estudio revela que ver películas de terror podría hacerte bajar de peso

Esta técnica, que según una investigación publicada en la revista Nature utilizan solo para interactuar con las personas, nos hace tender a sobrehumanizarlos, apunta otro trabajo del Banfield Pet Hospital (EE UU).

Y aunque esto pueda llevar a actitudes positivas para la relación con la mascota (como el hecho de hablarles como si fueran bebés), también, concluye este último estudio, nos incita a usar los alimentos como forma de dar cariño al animal.

La propietaria de un centro de entrenamiento y bienestar para perros en Illinois, Lindsay DiFronzo, lo tiene claro: “En Estados Unidos, los perros están obsesos por las mismas razones por las que lo estamos los americanos”. No le falta razón, otra investigación publicada en el Journal of Nutrition apunta a que tendemos a interpretar todas las necesidades de las mascotas perros como una solicitud de comida.

Y esto, según este trabajo, no es más que una forma de trasladar nuestros hábitos alimenticios, que pueden incluir cierta pereza y falta de apreciación de los requisitos nutricionales y de salud del perro, al animal.

Comentarios