cuatro-consejos-para-aumentar-la-pasion-en-las-parejas

Foto: pixel2013/Pixabay.com

Según un estudio, la infidelidad financiera es otra forma de engañar a la pareja

cespinosa

El engaño en las parejas es mucho más común de lo que pensamos. Solo en España, un 26% de las mujeres y un 31% de los hombres reconocen haber puesto los cuernos a sus medias naranjas en alguna ocasión. Pero no es necesario tener un desliz con una tercera persona para que haya una traición.

Según una reciente investigación de la Universidad de Notre Dame (Estados Unidos) que ha sido aceptada para revisión por la revista Journal of Consumer Research, existe un tipo de infidelidad de la que se habla mucho menos: la financiera.

 

Tras realizar una serie de 10 evaluaciones a más de un centenar de parejas y analizar los movimientos de sus cuentas bancarias, los expertos descubrieron que cuando hay dinero de por medio, muchas parejas no son honestas a la hora de hablar sobre sus gastos y hábitos económicos. “La infidelidad financiera es llevar a cabo comportamientos que la pareja desaprobaría, por lo que se ocultan intencionadamente”, explican los expertos en su estudio.

El problema ocurre, principalmente, cuando una parte es más ahorradora que la otra. Por ejemplo, las dos personas acuerdan unos límites de gasto, pero una quiere adquirir más cosas de lo pactado. Ante el problema, solo quedan dos opciones: asumir el trato y reprimir esa necesidad de gastar más o priorizar las preferencias propias frente a lo acordado. El problema de la segunda opción es que, al saber que a la pareja no le gustará, se acaba violando la confianza.

En: ElPaís.com / BuenaVida