Artículo

Cáncer de seno: ¿cómo hacerme el autoexamen de mamas?

Recuerda la importancia del autoexamen de senos para que estés alerta a cualquier cambio en tu tejido mamario. 

nchacon
06/10/2021, a las 15:34

En el mes rosa, queremos resaltar la valentía de todas aquellas mujeres que han padecido de cáncer de seno o que actualmente batallan contra esta enfermedad.

Por eso, te recordamos la importancia del autoexamen de senos para que estés alerta a cualquier cambio en tu tejido mamario.

Si no sabes cómo realizarte este examen te explicaremos de forma sencilla los pasos, recuerda que es importante consultar con tu médico en caso de que detectes algo extraño y si es necesario o no, en tu caso, realizarte este procedimiento.

Los médicos aseguran que el mejor momento para realizarse un autoexamen de las mamas es más o menos de 3 a 5 días después del inicio del periodo.

Por otro lado, si ya llegaste a la menopausia, es importante que te hagas este examen el mismo día todos los meses del año.

Te puede interesar: Octubre, el mes rosa: famosas que le ganaron la pelea al cáncer de mama

¿Cómo hacerme el autoexamen?

Este autoexamen puedes realizarlo mientras te bañas, sin embargo, es aconsejable hacerlo acostaba boca arriba, pues es más fácil examinar los senos.

1. Coloca ta mano derecha por detrás de la cabeza y con los dedos del medio de la mano izquierda presiona suave pero con firmeza haciendo movimientos pequeños para examinar toda la mama derecha.

2. Luego, toque la axila y revísala, pues el tejido mamario se extiende hasta esta zona.

3. Con la punta de sus dedos palpa de afuera hacia adentro hasta llegar a los pezones y presiona suavemente verificando si hay secreción.

4. Repite el proceso en el seno izquierdo.

Movimientos: 

Los movimientos que recomiendan los expertos son de arriba hacia abajo, de abajo hacia arriba, de afuera hacia adentro y toques circulares.

También es recomendable pararse frente al espejo con los brazos a los lados y verificar el estado de tus mamas.

Busca cambios en la textura de la piel, como hoyuelos, arrugas, abolladuras o piel que luzca como cáscara de naranja. Además, puedes observar el contorno y la forma de cada mama y por último revisa si el pezón está hundido.

En caso de encontrar algo en tus mamas repórtalo a tu médico.

Comentarios