Foto: GettyImages

¿Cuáles son los animales que se deben poner en el pesebre de Navidad, según la Biblia?

Con esta recomendación podrás recrear, de forma precisa, el nacimiento del Niño Jesús.

estuddigital07
Archivado en: Navidad  •  

En Colombia, diciembre es una de las épocas más esperadas del año no sólo por alegre escencia que trae en los hogares del país, sino también por su encanto mágico con el que ilumina el corazón de miles de personas. 

Durante esta época, las compras desmesuradas, los trancones incesantes, las parrandas decembrinas, los villancicos, las comidas tradicionales y, por supuesto, las decoraciones se apoderan de las viviendas de los colombianos. 

En el país, el espíritu navideño no estaría completo sin la presencia del árbol de navidad y el pesebre, el cual personifica el nacimiento del niño Jesús y se realiza con el propósito de festejar la novena que inicia el 16 de diciembre y termina el 24 del mismo mes, con la llegada del hijo de la Virgen María. 

Te puede interesar: Novenas de Aguinaldos: Este es el paso a paso para rezarla de manera correcta

Esta simbolización ha perdurado de generación en generación y, aunque se han conservado algunos elementos tradicionales, actualmente hay pesebres más refinados que otros.

No obstante, La Biblia ha puntualizado cuáles son las figuras y los animales que deberían ir en esta simbolización del nacimiento del Niño Dios.

Según Mateo 1: 18-25 del libro sagrado, el orígen de Jesús fue así:

“María, su madre, estaba comprometida para casarse con José; pero antes que vivieran juntos, se encontró encinta por el poder del Espíritu Santo. José, su marido, que era un hombre justo y no quería denunciar públicamente a María, decidió separarse de ella en secreto. Ya había pensado hacerlo así, cuando un ángel del señor se le apareció en sueños y le dijo: <<José, descendiente de David, no tengas miedo de tomar a María como esposa,porque su hijo lo ha concebido por el poder del Espíritu Santo, María tendrá un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Se llamará así porque salvará a su pueblo de sus pecados.>> Todo eso sucedió para que se cumpliera lo que el Señor le había dicho por medio del profeta: <<La virgen quedará encinta y tendrá un hijo, al que pondrán por nombre Emanuel>> (que significa: <<Dios con nosotros>>). Cuando José despertó del sueño, hizo lo que él ángel del Señor le había mandado, y tomó a María como esposa. Y sin haber tenido relaciones conyugales, ella dio a luz su hijo, al que José puso por nombre Jesús”. 

Teniendo en cuenta las escrituras de La Biblia y conociendo que el niño Jesús nació en un lugar humilde y sobrio, se podría determinar que en el establecimiento en donde María dio a luz se encontraban uno o dos animales que reposaban en el establo.

Lee también: Obsequia estas tarjetas navideñas a tus familiares y amigos

Por la época en que se narran los hechos, se podría entrever que los mamíferos más comunes de encontrar en estos espacios eran los bueyes, las mulas, los burros y la ovejas.

De acuerdo con el períodico El País, cuando San Francisco promovió la simbolización del nacimiento del Divino Niño en el año 1223, se mantuvo firme a lo que señalaba La Biblia, con el objetivo de recrear un momento similar. Por tal motivo, el pesebre sólo estuvo integrado por una oveja, una mula, un burro y un buey.  

Incluso, cuando el Vaticano realiza esta personificación integra a Jesús, María, José y sólo dos animales (una oveja y un burro). Del mismo modo, añade algunos componentes como la estrella de Belén y los tres reyes magos: Gaspar, Melchor y Baltasar.