Noticia

¿El agua ayuda a bajar de peso? Las mentiras más comunes sobre las dietas

En internet circula bastante información falsa acerca del tema, que con el tiempo se vuelve popular y "verdadera" para muchas personas.

Laura Moreno
21/07/2021, a las 13:32
¿El agua ayuda a bajar de peso?

Normalmente lo que se busca cuando se inicia una dieta es bajar de peso y llevar un vida más saludable, recurriendo a los consejos de un conocido o siguiendo rutinas que se han escuchado en algún momento. Sin embargo, adoptar hábitos sin la asesoría de un experto puede provocar más daños que beneficios.

Primero se debe entender que todos los organismos son completamente diferentes, por lo que cada uno necesita de planes alimenticios distintos. En la actualidad existen diversos tipos de dietas, todas enfocadas en un objetivo específico, con las que se ha demostrado que no hace falta dejar de comer ciertos alimentos para lograr resultados.

Mira también: ¿QUERIENDO EMPEZAR LA DIETA? 3 CUENTAS DE INSTAGRAM INFALTABLES PARA PERDER PESO SALUDABLEMENTE

Algunas de las dietas más populares son la hipocalórica, detox, proteica, hipercalórica, vegetariana, holística, vegana, entre otras. Cabe resaltar que cada una está pensada para cierto tipo de necesidad y característica personal.

Ahora, con las redes sociales es más fácil que la información falsa llegue a una enorme cantidad de personas y en menos tiempo, por lo que es importante informarse o consultar con un especialista antes de iniciar el camino hacia una vida más saludable.

Algunos de los mitos más comunes sobre las dietas son:

1. El agua ayuda a bajar de peso

El agua es fundamental para el organismo se esté haciendo dieta o no. Aunque muchos no lo crean, realmente no sirve para eliminar grasa y bajar de peso.

De acuerdo a la nutricionista Fátima Branco, especialista en dietética y dietoterapia, el líquido ayuda a calmar la ansiedad y puede ser una buena forma para evitar comer de más. “Esto no quiere decir que el agua sacie porque no tiene calorías, solo engañamos al estómago”, dijo al diario La Voz de Galicia y agregó: “Con esto quiero decir que ni engorda ni tampoco adelgaza”.

2. Comer en la noche hace engordar

Lo que hace que una persona aumente de peso no es la hora en que ingiere un alimento, sino la cantidad de calorías que este tiene.

El Centro de Salud de la Universidad de West Virginia y la corporación WebMD, ambas de Estados Unidos, están de acuerdo en que comer a altas horas de la noche no hace que una persona engorde más. De hecho, hasta el momento no se ha comprobado que dicha afirmación sea cierta.

3. Se debe eliminar los carbohidratos

Los carbohidratos tienen ciertos componentes que le dan energía a nuestro cuerpo, así que no se pueden eliminar del todo. La clave realmente está en saber diferenciarlos y comprender cuáles son los que sirven.

– Primero están los carbohidratos simples, que se encuentran en casi todos los dulces y no tienen vitaminas, minerales o fibras.

– Luego están los carbohidratos complejos, que poseen nutrientes que sí aportan al cuerpo y se encuentran en alimentos como el pan de trigo integral, los frijoles y la fruta.

Lucy Chambers, especialista en alimentación de la Fundación Británica de Nutrición, habló con BBC Mundo sobre este tema y aseguró: “Nuestro cuerpo necesita los carbohidratos para obtener energía, particularmente para que el cerebro y los músculos funcionen. El Departamento de Salud del Reino Unido recomienda que al menos la mitad de la energía que incluimos en nuestra dieta tiene que venir de carbohidratos almidonados”.

Te puede interesar: CONOZCA LOS BENEFICIOS PARA LA SALUD DE CONSUMIR MIEL TODOS LOS DÍAS

4. Algunos alimentos queman grasa

Mucha gente cree que el limón, el apio y el té verde ayudan a quemar grasa y si se combinan con agua mucho mejor. No obstante, la Fundación Cardíaca Británica reveló que no hay ningún tipo de alimento que cumpla dicha función, pues es un proceso que solo realiza el cuerpo.

5. El ayuno acelera la pérdida de peso

Omitir el desayuno no es nada saludable y lo que provoca es una mayor sensación de hambre, haciendo que se termine ingiriendo más comida en un solo momento y así aumentando de peso, consiguiendo al final el resultado contrario al esperado.

De acuerdo al portal MedlinePlus, creado por la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., las personas que hacen ayuno pierden más músculo que grasa en comparación con aquellas que comen menos calorías, pues realmente en esta última propiedad está la clave para subir o bajar de peso.

MÁS SOBRE:

Comentarios