Noticia

Los 5 exfoliantes que te ayudarán a tener un cabello largo y brillante

cespinosa
07/05/2020, a las 08:55
Dos opciones de champú casero de café para evitar la caída del cabello

La cuarentena se ha convertido en la oportunidad perfecta para probar nuevos productos en el cabello, sin embargo, muchas personas no conocen las propiedades que tienen los exfoliantes para el cabello y los increíbles resultados que dejan.

Además de limpiarlo a profundidad, estimular su crecimiento y dejarlo brillante, también son excelentes productos para evitar la caída del pelo, ya que al masajear se remueven las impurezas de la raíz y los folículos se oxigenan nuevamente.

 

1. Exfoliante de café

Si tu cabello está seco y quebradizo, prueba mezclando una cucharada de café en grano, una cucharada de yogur, dos gotas de aceite de oliva y un trozo de pepino machacado. Aplícalo desde la raíz y masajea suavemente, déjalo por 10 minutos en el cabello y después retíralo con abundante agua.

2. Exfoliante de miel

Para quienes sufren por tener un cabello grasoso y con caspa pueden aplicar la siguiente receta: dos cucharadas de miel, el zumo de medio limón, la mitad de un banano machacado y una cucharada de aceite de romero. Masaje por 10 minutos y luego retira con bastante agua.

3. Exfoliante de levadura de cerveza

Esta receta es perfecta para aquellas que quieren tener una cabellera larga, pero tienen su cabello deshidratado y con las puntas abiertas. Mezcla dos cucharadas de levadura de cerveza, media taza de vinagre de sidra de manzana y un huevo.

Aplicalo por todo el cuero cabelludo con masajes circulares y déjalo actuar por 15 minutos, después lava tu cabello como lo haces normalmente.

 

4. Exfoliante de avena

Esta mezcla también servirá para cabellos maltratados por el tinte o por la plancha y el secador. Licua una mezcla de: media taza de avena, media taza de infusión de té verde y medio aguacate, después aplícalo en todo tu cabello, déjalo durante 15 minutos y retíralo con agua tibia.

5. Exfoliante de bicarbonato

Mezcla una cucharada de bicarbonato de sodio, dos cucharadas de aloe vera, un trozo de tomate y una pequeña cucharada de aceite de argán. Luego aplasta todo con un tenedor hasta que quede como una pasta con gránulos y después colócalo en el cabello con suaves movimientos. Finalmente, lava muy bien el cabello para que no quede nada de ingredientes.